Visualizaciones de datos: el diálogo entre las cifras y las realidades en América Latina y el Caribe

Introducción

La toma de decisiones es un proceso evaluativo que nos permite seleccionar entre una serie de opciones la mejor solución para resolver un problema, mitigar un riesgo o trazar un camino para dar continuidad al logro de un objetivo. Este proceso permea todos los ámbitos y se evidencia diariamente, desde que seleccionamos una ruta para llegar más pronto a nuestro trabajo, considerando la cantidad de paradas, el tráfico de personas, la distancia entre la estación y la oficina, entre otros aspectos, hasta decisiones colectivas que impactan en el bienestar y el futuro de miles de personas como la implementación o no de un programa social para combatir la pobreza, identificando las mayores privaciones a las que se enfrenta la población objetivo, la interseccionalidad del fenómeno en el territorio, la viabilidad técnica y financiera, entre otros.

Una buena toma de decisiones parte de contar con evidencia sólida que facilite el entendimiento holístico del problema, de  forma clara, objetiva y oportuna. Para esto, los datos juegan un rol fundamental: son un instrumento transversal que une el pasado y el futuro de una situación a través del análisis de su presente. Además, los datos visibilizan las necesidades y prioridades de los diferentes grupos de población en torno a una problemática. No obstante, comunicar toda esta información a múltiples públicos con objetivos e intereses diferentes puede presentar un reto si no se utilizan herramientas adecuadas.

Fortalecimiento de capacidades para visualizar y comunicar los datos en América Latina y el Caribe

La Global Partnership (GSPDD), Tableau y el Centro de Pensamiento Estratégico Internacional (Cepei), conscientes del desafío de comunicar los datos adecuadamente a través de herramientas digitales, llevaron a cabo el taller “Visualización de datos para el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe”, donde, con el apoyo de diferentes aliados como Viz for Social Good, la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido, ESRI y Cuestión Pública, 23 profesionales de 14 instituciones de gobierno y academia de seis países (Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, República Dominicana y Uruguay) fortalecieron sus capacidades técnicas en la visualización de datos, así como su análisis en la comunicación para la toma de decisiones.

En este espacio, los participantes no solo adquirieron nuevos conocimientos, sino, además, compartieron sus experiencias a través del debate abierto y la producción de proyectos país que recrearon problemáticas o temáticas de interés para sus realidades nacionales a través de visualizaciones interactivas con datos oficiales. Los proyectos abarcaron temáticas sociales como la pobreza y el acceso al agua en línea con las metas establecidas en los ODS 1: Fin de la pobreza, y el ODS 6 : Agua limpia y saneamiento. Asimismo, los proyectos incorporaron datos desagregados a nivel subnacional, en algunos casos, por edad, sexo y otras categorías, además del uso de diferentes formatos como tablas, mapas y gráficas para complementar un mismo concepto.

Proyectos país: datos locales para la toma de decisiones a nivel nacional

1. Costa Rica | Pobreza, mercado laboral y COVID-19: ¿quiénes son los más afectados?

Un agradecimiento especial a Judith Torres Ruiz y Rosa Cordero del INEC Costa Rica, Adriana Briceño López de Mideplan y Paola Alfaro de INNOVAAP por sus aportes a esta sección.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el Laboratorio Colaborativo de Innovación Pública  (INNOVAAP) y el Ministerio de Planificación Nacional Política Económica (MIDEPLAN) enfocaron su análisis en la afectación que tuvo el país a partir de la pandemia por la COVID-19. Para esto se analizaron datos entre marzo de 2019 y diciembre de 2020 a nivel territorial (regiones) y se compararon aspectos relacionados con la pobreza como desempleo, educación, entre otros, considerando la distinción entre sexos.

Lo anterior permitió identificar que el porcentaje de personas en situación de pobreza aumentó en casi todo el país entre 1 y 12 puntos porcentuales (pp), siendo la Región Chorotega la más afectada y presentando a la Región Brunca como la única excepción donde este indicador disminuyó 3 pp. En el caso de la Región Chorotega, la dinámica turística disminuyó de forma considerable debido al cierre de las playas y hoteles del país como medidas para evitar la propagación del virus, repercutiendo directamente en una gran inestabilidad económica y social.

En cuanto al comportamiento del desempleo desde una perspectiva de género, se observa que en marzo de 2019 ya existía una brecha de género de 4,9% entre la tasa de desempleo de hombres (9,31%) y mujeres (14,24%), la cual aumentó a un 11,6% en septiembre de 2020, cuando la tasa de desempleo de hombres alcanzó el 19,9%  frente al 30,4% en las mujeres.

Esto refleja una clara inequidad de género en materia de empleo y salarios, que a su vez, influye en una mayor brecha de desigualdad y pobreza, colocando a las mujeres en una condición de mayor vulnerabilidad. Es pertinente resaltar que estas problemáticas eran concurrentes antes de la pandemia como se observa en el I trimestre de 2020 donde la diferencia salarial promedio por sexo se encontraba en ₡468.715 para hombres y ₡444 983 para mujeres.

En esta misma línea, la participación de las mujeres en el sector primario (agricultura, ganadería y pesca) y secundario (industria manufacturera, construcción y otros) no era superior al 20% (15,8% y 19,3%, respectivamente). Lo anterior ejemplifica que las oportunidades para las mujeres se limitan principalmente al sector de comercio y servicios.

Asimismo, el desempleo en los jóvenes entre 15 y 24 años experimentó un aumento del 30,5% entre 2019 y 2020 como consecuencia de la falta de oportunidades de empleo formal provocados por la crisis fiscal y económica de años anteriores, así como el impacto de la COVID-19 dentro de la economía nacional.

De igual manera, se identifica que las personas con un menor grado académico enfrentaron una mayor afectación laboral. La población con más estabilidad en sus empleos durante la pandemia fueron las personas con estudios universitarios.

Visibilizar la situación de pobreza que han enfrentado las mujeres y otros grupos específicos permitirá contar con más insumos para la toma de decisiones, que se espera se manifieste en el establecimiento de políticas públicas, programas, proyectos y acciones enfocadas en la reducción de las diversas brechas identificadas tanto para las generaciones presentes como futuras.

2. Paraguay | ¿Cómo es la distribución de la cobertura nacional de agua corriente por tipo de fuente?

Un agradecimiento especial a Juan Moreno de la DAPSAN por su aportes a esta sección.

La Agencia Espacial, la Dirección de Agua Potable y Saneamiento (DAPSAN), y el Instituto Nacional de Estadística (INE) recrearon la distribución del tipo de fuentes de agua por el cual los hogares del país se abastecen de este preciado recurso. Como resultado, a nivel nacional, SENASA o la Junta de Saneamiento, se posicionó como principal fuente (41,5%), seguida por la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (ESSAP), con una cobertura del 23,3%. A nivel departamental, se identifican cuatro departamentos (Amambay, Caaguazú, Concepción y Misiones) donde el agua proviene en mayor medida de la Red Comunitaria, dado que la composición territorial responde a una dinámica rural en mayor porcentaje. Por último, se destaca que el 41,8% de la cobertura de agua en el departamento de Alto Paraná corresponde a pozos con bomba, resultado de la facilidad de acceso a fuentes de agua subterránea de buena calidad.

Los insumos brindados por este ejercicio han permitido caracterizar y localizar la cobertura de fuentes de agua en el país, un punto de partida para identificar aquellos territorios en los cuales se requiere profundizar este tipo de análisis para entender no solo  las fuentes de agua disponibles, sino, además, para qué actividades son utilizadas. Por ejemplo, los fines del agua lluvia en departamentos como Presidente Hayas donde el 10,2% del agua proviene de esta fuente.

3. República Dominicana | Regiones en la sombra de la pobreza: Enriquillo

Un agradecimiento especial a Leidy Ventura de la Oficina Nacional de Estadística por su aportes a esta sección.

La Oficina Nacional de Estadística (ONE) y el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) presentan la evolución de la indigencia y pobreza multidimensional en la República Dominicana a través de una serie de visualizaciones que evidencian los esfuerzos del gobierno por reducir el porcentaje de la población en indigencia en el país desde 2010 hasta 2019, alcanzando una disminución significativa de 108,6 pp; un logro atribuido a la creación de políticas sociales desde el gobierno como son el Programa Solidaridad y proyectos que han ayudado a la población vulnerable a través del Sistema Único de Beneficiarios SIUBEN y el Plan Social de la Presidencia. No obstante, algunos territorios permanecen bajo la sombra de la indigencia. Por ejemplo, el 18,6% de la población en pobreza extrema se encuentra en la región de Enriquillo, al ser una región fronteriza donde los niveles de ingreso son bajos fruto del desempleo y bajos niveles de educación (Boletín de pobreza, ONE 2020).

En relación con la pobreza multidimensional y la gestión de salud, 5 de las 10 regiones aún cuenta con letrinas como sistema de eliminación de excretas, siendo Enriquillo la región donde el mayor porcentaje de hogares utiliza este sistema (37,9%), mientras la región de Cibao Noroeste se ubica en 33,7% donde ningún hogar cuenta con inodoros conectados a alcantarillado. Esto se explica dado que estas regiones, en mayor proporción, son de zonas rurales y de bajos ingresos, lo que le ha provocado que aún cuenten con  sistemas no adecuados de eliminación de excretas.

Estas visualizaciones han expuesto los grandes retos que enfrenta el país aún. Son un recurso que permite  acercar la información a  la población general.  Los tableros de datos sobre indicadores provinciales del Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo (MEPyD), son un foco de consulta a la hora de generar nuevas políticas públicas enfocadas en los más vulnerables.

4. Uruguay | Los más jóvenes, los más pobres

Un agradecimiento especial a Carolina Costa del INE Uruguay por su aportes a esta sección.

El Instituto Nacional de Estadística de Uruguay orientó su proyecto a destacar los retos que tiene el país en ofrecer las condiciones y oportunidades necesarias para lograr el bienestar de los más pequeños, al ser los grupos de edad menores de 6 años y 6 a 12 años quienes mayor incidencia de pobreza enfrentaron a nivel nacional en 2020 (21,3% y 20,50%, respectivamente). Esta situación es reflejo de un incremento en la incidencia de la pobreza en el año 2020.

Para el año 2020, la incidencia de la pobreza se estimó en 8,1%, e implica que de cada 1.000 hogares 81 se encuentran por debajo de la línea de pobreza. En tanto, la proporción de personas pobres implica que de cada 1.000 personas 116 no superan el ingreso mínimo para cubrir las necesidades básicas alimentarias y no alimentarias. Los hogares pobres tienden a ser más numerosos y presentan mayor cantidad de población en edad infantil y menor cantidad de personas generadoras de ingresos. 

Esta mayor proporción de menores en hogares bajo condición de pobreza, implica una mayor carga en tareas de cuidado, que, en general, recae sobre las mujeres, lo cual limita sus posibilidades de desarrollo en educación y empleo, y aumenta las brechas de género. Al cierre de 2020, la tasa de desempleo de las mujeres alcanzó el 13,6% frente al 8,5% en el caso de los hombres.

La pobreza afecta mayormente a hogares con jefatura femenina tanto para Montevideo como para el interior del país. Para el año 2020, la pobreza alcanza a 10,0% en los hogares con jefatura femenina y 6,3% en aquellos con jefatura masculina para el total del país.

A nivel territorial, los departamentos del norte y noreste del país registran los niveles de pobreza más altos, siendo Cerro Largo el que concentra la mayor cantidad de hogares por debajo de la línea de pobreza  (13,1%), seguido por Rivera (11,7%) y Artigas (11,1%). 

Si bien la pobreza es un tema que se encuentra en la agenda pública y de gobierno, estas visualizaciones son un llamado a reforzar y articular las políticas públicas orientadas a la primera infancia, la niñez y la adolescencia, a fin de garantizar las condiciones y oportunidades para el desarrollo de sus capacidades tanto en el ahora como en el futuro.

Visualizaciones de datos: un vehículo para la toma de decisiones

Sin duda las visualizaciones basadas en datos tienen un gran valor para la toma de decisiones.  No solo transforman ideas abstractas en gráficas y tablas de fácil de comprensión, sino que también  logran que las cifras dialoguen con la realidad que representan de manera dinámica. Esto permite a los tomadores de decisiones, y usuarios en general, trasladar sus propuestas a acciones basadas en evidencia a partir de un panorama que va desde lo general hasta lo particular.

Ejemplo de lo anterior son los resultados del taller de Visualización de datos para el desarrollo en América Latina y el Caribe  que afianzó las habilidades de entidades gubernamentales y de la academia para representar, comunicar y compartir los datos a fin de llegar a quienes tienen el poder, la influencia o la capacidad de cambiar el rumbo de las políticas públicas.