Así se ve el mapa para llegar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El 11 de marzo de 2016, se acordaron los primeros indicadores para las metas de losObjetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) entre los miembros del grupo interagencial de expertos creado para este fin. Desde ese día quedó dibujada la hoja de ruta que servirá para encontrar la información con la que se generarán las líneas de base y se echarán a andar los planes de acción para cumplirlos.

Podríamos comparar lo que pasó con un viaje. Hasta ahora los países se han puesto de acuerdo en el destino y tienen alguna idea sobre cómo llegar, pero todavía no se han acordado qué medio de transporte van a usar, ni saben cuánto pueden costarles los pasajes y los alojamientos, cómo va a estar el estado del tiempo por esos días o si necesitan tramitar una visa. Y lo peor: ¡algunos ni siquiera saben dónde están!

Son pocos los países que disponen de suficiente información y no en todos los casos se han usado las metodologías de medición que requieren los indicadores ya establecidos. Hasta ahora tampoco se han acordado todas las variables necesarias para medir el conjunto de los indicadores adoptados. Mientras tanto, todos cantan la canción de «no dejar a nadie atrás»: ningún objetivo se considerará cumplido mientras no esté cumplido para todos. O sea, realmente no se podrá hablar de viaje mientras no hayan llegado todos al destino.

El Mapa

En algunos lugares se ha hablado del mapa de los ODS como las piezas de un rompecabezas. Estas son las piezas ordenadas por sus familias.

  • Hay 17 ODS.
  • Debajo de los ODS hay 169 metas. El objetivo con más metas es el 17 («Alianzas para lograr los objetivos») con 19 y el que menos tiene es el 7 («Energía asequible y no contaminante»), que tiene 5.
  • Debajo de las metas hay 230 indicadores aprobados y en proceso de prueba para revisar su viabilidad de medición y, de ser necesario, realizar una mejora a los indicadores. 108 metas (63,9%) tienen solo un indicador; 54 (32%) tienen dos indicadores; 5 (3%) tienen tres indicadores; solo una meta tiene 4 indicadores.
  • Los indicadores están clasificados en 3 niveles: en el 1 están los que cuentan con información disponible para reportar; en el 2, los indicadores que requieren mejoras en la calidad de la información; y en el 3, los que no tienen información disponible.
  • Debajo de los indicadores hay, hasta ahora, 299 variables: 216 sobre las que hay acuerdo y 83 adicionales. Pero, como veremos, se espera que sean más.

Aunque se ha dicho que la agenda es multidimensional, de manera que varias metas o indicadores puedan ser compartidos entre objetivos, apenas en muy pocos casos sucede esto:

  • Hay 8 indicadores (3,5% de ellos) que son compartidos por 2 o más metas diferentes.
  • Hay 22 variables (7,4% de ellas) que son compartidas por 2 indicadores diferentes.

299 variables parecen ya suficiente información por conseguir. Sin embargo, estas apenas responden a 113 de los 230 indicadores , el 49,1% de estos. En otras palabras, de la mitad de lo que se necesita saber todavía no se sabe qué o cómo, específicamente, se quiere saber.

En dónde está cada país: el verdadero significado de “no dejar a nadie atrás

¿Qué tan cerca está cada país de llegar al destino? Esta pregunta debe responderse de dos formas diferentes pero complementarias. La primera es qué tanta de la información solicitada tiene cada país, es decir, qué tan completo tiene el mapa para determinar su punto de origen. La segunda, que no se puede responder sin haber respondido la primera, es qué tanto de lo que constituye las metas ha logrado.

El 20 de julio se lanzó un reporte (SDG Index) que contenía algo muy parecido a las respuestas a estas dos preguntas, aunque teniendo en cuenta solamente 79 indicadores del nivel 1 de los 230 y una lista de 149 países.

El primer resultado: ningún país tenía información para el 100% de los indicadores que se tuvieron en cuenta. Incluso a México y Alemania, los países que más información tienen, les faltaban datos sobre 2 indicadores. El país con menos información, Afganistán, solo la tenía para 47 de los 79 indicadores (59,5%). 63 países tenidos en cuenta para este índice (42,3%) tienen información para menos del 75% de los indicadores propuestos.

El índice además muestra qué tan cerca están los países de cumplir los objetivos de acuerdo con los parámetros establecidos. Y nuevamente ningún país llegó al 100%. El país con mayor puntaje fue Suecia, con 84,5 sobre 100; el país con el peor, la República Centroafricana, con 26,1. 132 países de los 149 (88,6%) tienen un índice por debajo de 75; 43 (28,9%), por debajo de 50.

Es entendible que ningún país esté aún en el 100% de cumplimiento de los objetivos, pues parte de su espíritu es ser exigentes con las metas. Los distintos puntos de partida muestran que el esfuerzo que deberá realizarse en el nivel global es de mucha exigencia y requerirá necesariamente del trabajo colaborativo entre los distintos estados y sus respectivos actores de desarrollo.

Este ejercicio apenas demuestra que, incluso sobreponiéndose a las grandes diferencias en disponibilidad de información, la tarea de que cada uno de los 193 estados miembros cumpla los objetivos redefinirá el significado de la palabra desafío.

El estado actual de la información: los de arriba y los de abajo

La División de Estadísticas de las Naciones Unidas publicó la última actualización de su base de datos de indicadores de ODS el 29 de julio. En esta tabla están consignados cada uno de los datos por países y regiones, así como el año para cada una de las variables. En algunos casos también hay cierta desagregación, como sexo o niveles de ingreso.

Además de los datos para los 193 países miembros, también los hay para algunos territorios y para conglomerados regionales de países. No obstante, se evidencian vacíos.

El tiempo para progresar en la consecución de los ODS parece ser demasiado corto para un camino tan largo, en el que casi todos parten con desventajas relativas y absolutas. Al respecto, como lo ha afirmado el Secretario General en su informe de síntesis sobre la agenda de desarrollo sostenible para después de 2015 de diciembre de 2014, “[logar] la dignidad en los próximos 15 años es posible si, de manera colectiva, movilizamos la voluntad política y los recursos necesarios para reforzar el sistema multilateral y nuestras naciones”.

Mientras pasa este tiempo y se encuentra si tal cosa puede hacerse realidad, lo invitamos a divertirse explorando la disponibilidad de información en estos tableros de control que preparamos para usted: